Foto especial: Pruebas oficiales de Covid-19.

Empleados del Instituto Francis Crick se ofrecieron voluntarios para trabajar en las pruebas.

El doctor Charles Swanton y sus colegas en el Instituto Crick se dieron cuenta de que la mayor parte de de la población en el mundo estaría clamando por estos kits. Entonces decidieron que usando ingeniería inversa ellos podrían crear una muestra del test para hacer el diagnóstico al personal sanitario en Londres como un servicio voluntario.

El doctor Charles Swanton del Instituto Crick en Londres.

El instituto en Londres se encuentra encabezado por Paul Nurse, científico ganador del Premio Novel, más no se está gestionando por el servicio de salud británico.

Hace tres semanas, cuando el virus se expandió por Europa los laboratorios del instituto fueron considerados como no esenciales y cerrados. Del mismo modo tuvieron que entregar gran parte de sus equipos al departamento de Salud u Cuidado Social.

Para ese entonces, es cuando el doctor Swanton tabajaba como el jefe clínico de Cancer Reseach UK y dedicaba su trabajo a la investigación al progreso del cancer.

Mediante e-mails fórmo un grupo de trabajo, mientras que, al mismo tiempo Nurse se comunicó con sus empleados en el Instituto Crick preguntando por voluntarios, los cuales enviaron 300 respuestas en sólo 24 horas.

Muchos médicos del University College London, y algunos del laboratorio privado HSL, se unieron para trabajar en los kits de detección de Covid-19.

“Solamente podemos garantizar que nuestras extracciones funcionan si las hacemos en nuestras centros de producción, donde tenemos un ambiente controlado. Cualquier mal paso y podrías tener un falso positivo y hacer más daño que bien” afirma el doctor Thomas Theuringer, quien es portavoz de Qiagen, empresa alemana que provee reactivos a Reino Unido, quien afirma que reemplazar sus cócteles de reactivos con recetas artesanas es muy peligroso.

El doctor Swanton no sabe si fabricar sus propios test para diagnóstico para el personal sanitario británico local fue la decisión correcta.

“Solo el tiempo lo dirá, pero realmente pensamos que no hacer nada no era una opción”, afirma.

Con información de: BBC News.