Foto especial: Ensayos de María Elena Bottazzi para la vacuna.

La hondureña que participa en una carrera para encontrar una vacuna definitiva.

Se trata de una científica latinoamericana que esta en Estados Unidos, coordinadora de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Colegio Baylor de Houston y codirectora del Centro para Desarrollo de Vacunas del Hospital Infantil de Texas.

María es profesora pediatra, virología molecular y microbioloía del Colegio Baylor de Medicina en la universidad de Baylor.

Actualmente dirige uno de los laboratorios en los que se trabaja en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus que se ha expandido por el mundo.

Al crecer, se dio cuenta mientras estudiaba la universidad de que la carrera de laboratorio clínico que seguían los microbiólogos de Honduras no era lo suyo.

“Me gustaba más desatollar técnicas que se usan para hacer los diagnósticos o para crear medicamentos y justo uno de mis asesores en Honduras, también tenia esa capacidad de investigación”, menciono Bottazzi.

El profesor, seria una de las primeras personas que la impulsarían a en el crecimiento de cu carreta, pues en ese entonces María había creado una técnica para detectar casos de epilepsia relacionados a la cisticercosis, una enfermedad causada por parásitos cisticercos.

“Me interesaba mucho el concepto de manejo gerencial de programas y proyectos, entonces entré en un programa de maestría en gerencia, haciéndolo como hobby en las noches. Y todos mis profesores eran presidentes ejecutivos de las farmacéuticas”, cuenta Bottazzi quien en ese entonces comenzó a entender los programas de desarrollo de productos y tecnologías.

María Elena Bottazzi (izq.) y Peter Hotez (der.) dirigen la investigación en el Centro para Desarrollo de Vacunas del Hospital Infantil de Texas.

Según Bottazzi, en el país centroamericano el 50% de los niños que están edad preescolar no logran llegar a la productividad económica porque padecen infecciones por parásitos intestinales que no solo reduce su desarrollo, dino también la capacidad cognitiva de los mismos.

Hoy día Bottazzi y su equipo esta buscando fondos para seguir la investigación de una nueva vacuna que crearon en 2016 para contrarrestar la enfermedad del Covid-19.