Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, informó que el regreso a clases, planeado para el lunes 1 de junio, podría reprogramarse si no se cumplen las medidas de la Jornada Nacional de Sana Distancia.

“Si esta Jornada Nacional de Sana Distancia no se cumple adecuadamente, porque empieza a salir la gente a la calle, porque hay una falsa percepción de que la epidemia ya está de salida, o ya va de bajada, o ya se está resolviendo, no vamos a tener las condiciones favorables para quitar estas medidas y vamos a tener un problema de salud y un problema económico”, comentó.


“Necesitamos disciplina, hoy lo volvemos a decir ‘quédate en casa’, es el elemento indispensable para reducir los contagios”, agregó.

Destacó que la fecha de regreso a clases fue planeada para que la población mexicana tenga un punto de hacia dónde vamos, pero las medidas se van a evaluar.

“No sería extraño, ojalá que no sea el caso que necesitáramos extenderla, España ya lo hizo, Estados Unidos ya lo hizo; en su momento Italia las extendió, Reino Unido las extendió, etc”, destacó.