La Junta de Conciliación y Arbitraje suspende labores ante la contingencia hasta el 30 de mayo; las demandas labores deberán de esperar.