De acuerdo a un decreto emitido por el Gobierno de Coahuila, se intensificaron los retenes en la región centro del estado para evitar la propagación del COVID-19.