Foto especial: Construcción del las fosas para las posibles víctimas de Covid-19.

El área contara con 700 espacios como medida contra el aumento en el pico de contagios.

La capital del Estado de Jalisco, un grupo de hombres trabaja para terminar un espacio donde se al destinarán a 700 víctimas de la pandemia ante el crecimiento previsto en el numero de contagios y decesos por las autoridades del país entre el 8 y 15 de mayo. El cementerio se ha construido como una medida preventiva ante las posibles muertes entre la población.

El terreno de 3.000 metros cuadrados, esta siendo construido junto al panteón de Mezquitán, uno de los más antiguos de la ciudad. Las 700 fosas, de 1.70 metros de profundidad, estarán terminadas a finales de la semana próxima, cuando el Gobierno Federal estima que llegará al punto más alto. Paralelamente se están remodelando los cuatro hornos crematorios municipales.

Además, la ciudad ha vivido con el problema de la saturación en sus servicios funerarios mucho antes de la llegada del virus por los problemas de la violencia, lo que ha obligado a las autoridades a usar camiones con sistema de refrigeración para almacenar los cuerpos.

La llegada del nuevo virus ha puesto fin a tradiciones funerarias muy arraigadas en México como el novenario. La semana pasada la Secretaría de Salud de México enumeró las exigencias que se deben cumplir.

Antes de la entrada en vigor de la fase tres a nivel nacional, desde el 19 de abril, el gobierno de Alfaro, sostuvo fuertes medidas de “Quedate en en casa”. En estas el gobernador del estado hacia el uso obligatorio de mascarillas y multas o arrestos en caso de incumplimiento. Sin embargo, dichas medidas han funcionado y Jalisco, es hoy el tercer estado con menos contagios.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, ha dado libertad a cada Estado para decidir sus propias políticas de confinamiento. Otras seis regiones, Sonora, Quintana Roo, Tamaulipas, Michoacán, Baja California Sur y Aguascalientes, replicaron las estrictas medidas de Jalisco y también han por detener a cualquier persona que pise la calle para asuntos no indispensables.

Con información de: El País.