Foto especial: Desmiente México presión de Estados Unidos.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard desmintió que el Gobierno de Estados Unidos esté presionando a la nación para que esta reactive la industria automotriz del país vecino.

“La prioridad de México hoy es la salud y la protección de los enfermos y las medidas que la Secretaría de Salud está tomando para frenar los contagios, esa es la prioridad, las etapas están fijadas, están claras”.

El canciller mencionó que la carta que recibió Mike Pompeo suscrita por 11 senadores demócratas y republicanos es un asunto interno del país en el cual México no se puede meter.

En una carta, al menos 11 senadores buscan que Mike Pompeo “interceda” ante México

“Es una carta de representantes dirigida a su gobierno, hasta el día de hoy no es un tema bilateral, no espero que lo sea. Tenemos mucha comunicación con los Estados Unidos, yo diría que tenemos una cooperación ejemplar en lo que ha sido este proceso, incluyendo el respaldo de Estados Unidos para facilitar el acceso a equipo médico que el señor presidente de la República conversó con el presidente Trump, y está muy claramente establecido”.

Destacó que lo mismo ocurre con naciones europeas como Alemania, país en el que México tiene una enorme presencia en materia automotriz y con quien además se intercambiará información respecto a los métodos para disminuir el número de víctimas fatales por el Covid-19.

Subrayó que el gobierno mexicano seguirá los tiempos de su propia dinámica de cara a la epidemia y serán determinados por el  Consejo de Salubridad General, las decisiones del señor presidente y las propuestas que ha hecho el sector salud.

“Ni ha habido ninguna comunicación por parte del secretario de Estado y no supongo que la vaya a haber respecto a esa carta, es un asunto interno de Estados Unidos. Estamos en una etapa de valor global, pero la prioridad de México hoy es la salud y la protección de los enfermos y las medidas que la Secretaría de Salud está tomando para evitar los contagios, esa es la prioridad”.

En la carta enviada a Pompeo, los legisladores estadounidenses solicitaron que su gobierno presione al mexicano para que abra actividades no esenciales en industrias de alimento, transportes, defensa y automotriz.

“Las etapas están fijadas, están claras, el señor presidente lo ha expresado así y México va a seguir ese calendario, eso es un calendario”.