26.7 C
Monclova
mar 05, 22

Futbolistas inventarán festejos al celebrar un gol por Covid-19

Es cierto que los ojos también hablan, pero las muecas en un festejo de gol podría ser la única para evitar contagios..

Mas allá si los jugadores jueguen todo el partido o no, hay una nueva regla a la que deberán acostumbrarse: el distanciamiento social y los ‘Festejos‘.

Leo Messi sonrió tanto que los ojos achinados y los cachetes elevados nos permitió imaginar esa sonrisa al llegar a los entrenamientos, Frenkie de Jong no tuvo otra opción que guiñar el ojo y levantar el pulgar para demostrar su expresión por estar de regreso en la Ciudad Deportiva y lo mismo Griezmann, quién alzo sus dedos en forma de símbolo de la paz, estos podrían ser las únicas opciones al festejar un gol en cada partido.

Los barbijos serán necesarios para reducir los riesgos por la pandemia del coronavirus, pero desgraciadamente si los jugadores los realizaran durante los partidos, nos perderíamos no solo de sus sonrisas en cada celebración, sino del gesto más fascinante del fútbol; el grito de ‘Goooooool

¿Si Darío Benedetto le saca la lengua como acostrumba a Montiel en el festejo del Supérclasico, nos daremos cuenta? ¿Si Leonel Messi festejara tirando un beso a sus hijos, lo recibirán?. Es cierto que los ojos hablan, pero la mueca o gestos en el festejo del gol será la única.

Benedetto celebra el gol de Boca ante River en la final de la Copa Libertadores.

Lo que toda la afición nos preguntamos al reanudarse los partido de fútbol ¿Cómo será un festejo de gol sin abrazos? ¿Nacerá un lenguaje diferente para celebrar juntos pero sin tocarse? ¿Festejarán a lo CR7 en un rincón de la cancha? ¿Cómo le agradecerán al que le dio la asistencia?

A parecer la única opción será el famoso Namasté; es un saludo de origen sánscrito, lengua originaria del norte de la India arcaica con aproximadamente 3500 años de antigüedad.

En muchas culturas de todo el mundo se utiliza para saludar, pero también sirve para mostrar respeto, rezar o dar las gracias. Consiste en juntar las palmas de las manos e inclinar la cabeza levemente hacia adelante. No hay contacto con el otro.
Al parecer, solamente habrá dos personas que no cambiará sus festejos al anotar un gol.
Salah, durante un festejo de gol con Liverpool ante Chelsea

Mohamed Salah. El delantero egipcio suele festejar con posturas de yoga. Firme ante la grada con la pierna izquierda cruzada hasta la rodilla derecha junta las manos en forma de rezo… o namasté. Y celebra.

Otro que sigue sus pasos es el joven Erling Haaland con la famosa pose de meditación que generó la reacción de los jugadores de PSG en el duelo entre Borussia Dortmund y el equipo francés en la Champions.

NOTAS RELACIONADAS

LO MÁS RECIENTE