La policía usó gas pimienta para dispersar a los protestantes. Foto especial:

Cientos de manifestantes se reunieron el pasado jueves -28 de mayo de 2020- en Denver, quienes bloquearon varias calles principales cerca del capitolio de la ciudad como protesta por la muerte de George Floyd, quien murió el pasado día 25 de mayo en Minneápolis.

Tras ser arrestado por un policía quien lo mantuvo boca abajo mientras con su rodilla causando que Floyd comenzara a asfixiarse.

Cuando por fin lograron levantarlo, a los pocos minutos comenzó a tener problemas cardíacos, lo que posteriormente causo su deceso.

Mientras la mayoría de los manifestantes de Denver marchaban pidiendo justicia, otros recurrían a actos de violencia.

Un vídeo mostraba a uno de estos manifestantes atacado por un automovilista a las afueras del capitolio.

Según Kurt Barnes, portavoz de la policía de Denver, mencionó que se registraron seis disparos que no tienen relación con los manifestantes en esa misma área.

Aunque no se reportaron lesionados, la policía procederá con precaución ante posibles ataques de los manifestantes.