George solo pedía piedad Foto especial

La historia de George Floyd ha despertado un sinfín de sentimientos, pues la manera en la que murió ha sido indignante, además de que el hombre fue acusado de un delito que no cometió, lo sobajaron, lo exhibieron y demostraron una vez más que el uso de la fuerza nunca resuelve nada.

A través de redes sociales, las personas se han encargado de recopilar, de acuerdo a su criterio, los últimos momentos de vida que tuvo George y las expresiones de dolor y preocupación que tuvo durante sus últimos minutos.

Testigos afirman que Floyd fue sometido de manera brutal, y luego de ser esposado, un oficial de manera autoritaria le puso la rodilla en el cuello por casi diez minutos, aún y cuando el hombre afroamericano estaba indefenso y no representaba ninguna amenaza.

George quería piedad, “oficial por favor… no puedo respirar, me duele todo”, y a los policías no les importó el sufrimiento de aquel hombre que supuestamente pagó con un billete falso y que horas más tarde de su deceso se informara que el billete era real.

¿Se imaginan lo que debió pasar por la mente de George mientras poco a poco le faltaba la respiración? El hombre recordó a su madre, a la persona que lo crío y seguramente pensó en que la decepcionaría al ser inculpado de un delito que jamás cometió.

En todo el mundo las personas levantan la mano y exigen justicia, para que esta muerte no quede impune, pues lamentablemente este ha sido solo un caso más de racismo en Estados Unidos.

“Si hubiera sido blanco estuviera vivo”, Jacob Frey, alcalde de Minneapolis.

Ahora el gobierno americano tendrá que tolerar la rabia de cientos de miles de personas que les corre enojo e impotencia por las venas, por que hubo personas que prefirieron tomar fotos y grabar el hecho a ayudar a George Floyd, que su ‘delito’ fue ser un negro en Estados Unidos.