Tuvo que realizar su ejercicios encerrada en su cuarto. Foto especial:

Mikaela Gill, una australiana amante de los deportes, recorrió 23 kilómetros dentro de su habitación de 10 metros en un hotel donde se hospedaba.

Gill se vio obligada a recurrir a éste método al regresar del Reino Unido.

“Vi que había gente que corría en sus departamentos y pensé: “Debe ser muy duro”. Entonces decidí que iba a ver por mí misma lo fuerte que realmente era (ahora puedo confirmar que es bastante duro)”, escribió en una publicación hecha en Twitter.

Mikaela mencionó que estuvo escuchando un podcast motivacional durante el tiempo que permaneció en confinamiento para ayudarse a no deprimirse.

“Leí que una mujer perdió una gran cantidad de peso pactando con una amiga que si se saltaba ejercicios, debería comer una lata entera de comida para perros”, añadió.

Con la motivación acumulada, esta increíble chica pudo realizar el recorrido de media maratón desde el interior de su habitación. Algo que nos demuestra que no debemos sentirnos derrotados aunque estemos encerrados en nuestros hogares o nuestras oficinas.