No cabe duda de que la joven atesorará este feliz momento por el resto de su vida. Foto especial:

Rachel Chapmanuna estudiante, originaria de Carolina del Norte, Estados Unidos, quien también se desempeña como niñera de un niño llamado Curtis Rodgers, se hallaba emocionada porque pronto sería su baile de graduación.

Meses antes, todo parecía ir de maravilla, sin embargo la llegada de la pandemia arruinó sus planes de disfrutar una noche memorable con sus compañeros.

Curtis, el niño de 7 años que era cuidado por ella, decidió que haría un evento especial solo para ella. Y con el apoyo de su mami, pudieron darle a Rachel un baile de graduación que atesorará el resto de su vida.

“Ella también es una de las mejores personas que he conocido”, dijo Curtis.

Sus fotografías pueden ser encontradas en las redes, en donde podemos ver a la pareja disfrutando de su evento en el patio de la casa del pequeño.