Momentos captados por la cámara montada en el tren. Foto especial:

En medio de la contingencia sanitaria del covid-19, el parque holandés Walibi Hollandha tenido muy pocas visitas, por tal motivo, los empleados decidieron colocar a unos peculiares turistas sobre su mejor atracción.

20 osos de felpa fueron colocados y grabados sobre la montaña rusa del lugar, mientras el parque permanecía cerrado debido a la pandemia.

En el vídeo, se puede ver como realizan movimientos muy parecidos a los de los humanos, levantando los brazos y sacudiéndose de lado a lado mientras son sometidos a las fuerzas de gravedad.

El parque, publicó su vídeo a una semana antes de reabrir, como manera de atraer a las personas de nuevo a sus instalaciones con esta divertida demostración.