Antonio Guterres, el director general de la ONU. Foto especial:

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, advirtió durante un encuentro de líderes mundiales, que el mundo entero atravesará por una inimaginable devastación y sufrimiento con altos niveles de hambruna, ocasionadas por la perdida de empleos si no se comienzan a implementar medidas desde ahora.

Durante esa misma reunión, recalcó sobre la importancia de estas acciones en el caso de los países bajos y medios los que están mayormente afectados por el paso de la pandemia.

Además de esto, realizó un llamado a tomar acciones colectivas en seis áreas cruciales: el mejoramiento de la liquidez financiera global; el otorgamiento de alivio de deudas; la participación de acreedores privados; promoción de financiamiento externo; frenar la evasión fiscal, lavado de dinero y corrupción; e implementar una recuperación que combata las desigualdades, injusticias y el cambio climático.

A pesar de que 50 líderes mundiales estuvieron presentes en la asamblea, incluyendo la participación de directores del Fondo Internacional y Banco Mundial, se notó la ausencia de las dos potencias más grandes del mundo, China y Estados Unidos, las cuales están alejados del tema como consecuencia de las tensiones que se tuvieron en estos últimos meses.

El gobierno chino emitió un comunicado por escrito, ya que se presentó un conflicto de horario dejando al país fuera de dicha asamblea. Rusia por otro lado, tampoco intervino en la reunión.