La nación se encuentra en peligro de perder los pocos avances que ha logrado: Foto especial:

Según las autoridades, los contagios son cada vez más difíciles de rastrear y controlar, lo que a su vez podría causar que el país vuelva a imponer las medidas de restricción para hacer frente al virus.

A su vez, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de la nación asiática informaron que 67 de los 79 casos nuevos reportados correspondieron al área metropolitana de Seúl.

En esa región, viven 51 millones de personas, la mitad de los surcoreanos. Los casos se generaron cuando varias personas acudieron a un al almacén de la compañía Coupang en Bucheon, al oeste de la capital.

El gobierno decidió cerrar por 15 días los espacios públicos en el área metropolitana de la ciudad, siendo estos los parques, museos, cines y teatros, que a mediados del pasado mes de mayo pudieron ser reabiertos.

“Las dos semanas a partir de ahora serán cruciales para contener las infecciones”, dijo el ministro de Salud, Park Neung-Hoo.

Además de esto, se les pidió a los ciudadanos evitar las reuniones y se ordenó que las empresas mantuvieran a sus empleados enfermos fuera de los lugares de trabajo.

Anteriormente el país consiguió salir del estado de emergencia desde mediados de mayo, gracias a los esfuerzos de su gobierno y de su gente.