El ancianito acompañado por el equipo de trabajadores de la salud. Foto especial:

El señor de 60 años de edad, había sido ingresado a un hospital de Barcelona (España) tras mostrar una condición grave al ser contagiado de coronavirus.

Ese mismo hombre había solicitado a los médicos que le atendieron el deseo de ver el mar.

Después de más de dos meses internado en terapia intensiva los médicos no pudieron hallar un modo para evitar que la enfermedad avanzara sin control a través de su cuerpo.

Pero tiempo después, hubo un cambio en su estado de salud mostrando una milagrosa recuperación con el pasar de los días.

Una vez que logró vencer a la enfermedad, los médicos decidieron recompensarlo de una manera muy especial, llevándolo hasta el muelle en donde finalmente pudo cumplir su sueño de ver el mar.

Varias fotografías de esta bonita acción han comenzado a circular a través de redes sociales en donde podemos ver la conmovedora escena.