Dos de los oficiales involucrados en el arresto ya fueron despedidos. Foto especial:

El vídeo grabado por sus cámaras corporales, muestra como sacaron a los dos ocupantes del vehículo para después disparar sus pistolas de electrochoques.

El incidente ocurrió el pasado 30 de mayo, en Atlanta, Georgia (EE.UU.) durante un atasco automovilístico en medio de las protestas por George Floyd.

Paul Howard, el fiscal del distrito del condado de Fulton, mencionó que uno de los jóvenes había sufrido una fractura en su brazo derecho y se provocó una herida que requirió de 24 puntos de sutura cuando la policía lo sacó del automóvil.

Messiah Young, indicó que el oficial que lo escoltó después de su arresto le dio 10 golpes en la espalda.

Debido a esto, tanto la alcaldesa, Keisha Lance, como la jefa de Policía, Erika Shields, llegaron a la conclusión de que los policías usaron una fuerza excesiva contra la pareja, por lo que dos de los uniformados fueron despedidos y los otros 4 se encuentran suspendidos hasta que una investigación llegue a su fin.

“Me siento un poco más seguro ahora que estos monstruos están fuera de la calle y ya no pueden aterrorizar a nadie más”, comentó Messiah luego de saber cuáles serían las medidas en contra de la brutalidad policíaca.