En varias partes de la ciudad, se podían observar largas filas con cientos de habitantes. Foto especial:

Las autoridades del país aseguran que la propagación del coronavirus ya ha sido controlada, sin embargo algunos funcionarios de Wuhan decidieron preceder con el programa para la detección de posibles contagios.

Según un informe de los funcionarios, más de 9.8 millones de ciudadanos hicieron la prueba en la ciudad de 11 millones de habitantes desde mediados del mes de mayo hasta el día 1 de junio.

En varias áreas improvisadas, miles de personas hacían filas para ser atendidas por voluntarios que los examinaban.

Durante ese mismo periodo de tiempo, se realizaron medio millón de exámenes médicos por día.

Lu Zuxun, un experto en salud pública, dijo que las personas asintomáticas no parecían haber infectado a otras.

Esta maratón de pruebas realizadas por el gobierno de Wuhan, tuvo un costo aproximado de 900 millones de yuanes o 127 millones de dólares, según mencionó el alcalde Hu Yabo el martes 2 de junio de 2020.