Desata polémica médico italiano Foto especial

Alberto Zangrillo, director de la unidad de cuidados intensivos del hospital universitario SanRaffaele de Milán declaró que el COVID-19 “ya no existe desde el punto de vista clínico”.

Zangrillo se apoyó en las conclusiones de un estudio, aún no publicado, realizado por el director del Instituto de Virología de la Universidad San Raffaele, Massimo Clementi, y el profesor Guido Silvestri, de la Universidad Emory (EE.UU.), declaró que los hisopados realizados en los últimos 10 días mostraron una carga viral que en términos cuantitativos es “absolutamente infinitesimal” en comparación con los realizados hace uno o dos meses.

Matteo Bassetti, director de la clínica de enfermedades infecciosas del hospital San Martino en Génova, dijo que el coronavirus ha perdido fuerza desde que sus primeros contagios. El virus “ahora puede ser diferente: la potencia de fuego que tenía hace dos meses no es la misma potencia de fuego que tiene hoy”.

“Actualmente, el nuevo coronavirus circula menos, es decir, la carga viral en circulación entre la población ha disminuido y este es el efecto tanto del bloqueo como de las medidas aún vigentes, como el uso de las máscaras y el distanciamiento: esto ha determinado que haya menos casos y que sean menos graves”, dijo, citado por ANSA.Hace un mes, el director del Instituto Mario Negri de Investigaciones Farmacológicas en Milán, Giuseppe Remuzzi, también sugirió que el nuevo coronavirus podría perder su potencia y desaparecer incluso antes de que se desarrolle una vacuna efectiva”. 

“La enfermedad es menos agresiva en comparación al inicio de la pandemia y, para cuando esté la vacuna del coronavirus, puede que ya haya desaparecido”, señaló entonces.