Los dos menores murieron instantáneamente tras el impacto. Foto especial:

El pasado lunes 1 de junio, en Kansas (Estados Unidos) dos menores de edad ingresaron a escondidas a la casa de sus abuelos para robar las llaves de su automóvil con el fin de dar una vuelta por una de las carreteras.

Los niños de 7 y 6 años de edad lograron arrancar el coche, sin embargo, tras avanzar unos cuantos metros, el más grande y quien estuvo al volante, perdió el control del vehículo haciendo que se estrellaran y perdieran la vida instantáneamente debido a la fuerza del impacto.

El auto terminó por volcarse tras chocar con una cerca y un árbol, y al poco tiempo de esto comenzó a incendiarse mientras los pequeños aun seguían dentro.

Las autoridades de la localidad han comenzado con las investigaciones para saber si los abuelos tienen alguna responsabilidad sobre la muerte de los hermanitos.