Los atacantes abusaron de la joven y luego la golpearon con un extintor. Foto especial

Vera Uwaila Omozuwa, de 22 años y estudiante de Mircobiología acudió el pasado 27 de mayo a la iglesia Cristiana Redimida de Dios en la Ciudad de Benín, en el sur del Nigeria, horas más tarde el guardia de seguridad la encontró inconsciente y bañada en sangre. La mujer fue hospitalizada, pero falleció el pasado sábado.

Los atacantes abusaron de la joven y luego la golpearon con un extintor. 

“El inspector general de la Policía, mientras condena el ataque, se compadece de la familia, amigos y colegas de la fallecida. Pide la calma y asegura que la Fuerza [Policial de Nigeria] seguramente llevará a los perpetradores de este acto cruel ante la justicia en el menor tiempo posible”, publicó la Policía de Nigeria en su cuenta de Twitter.