Así fue como el menor tuvo que salir a enmendar su error. Foto especial:

En San Luis Río Colorado, Sonora, un pequeñín se encontraba vendiendo goma de mascar en las calles en pleno solazo como castigo para que entienda que está mal burlarse de aquellos que tienen menos que otros.

Como consecuencia de sus burlas, ahora tiene que llevar un anuncio en su pecho y espalda, para que todo el mundo sepa lo que hizo.

Circula en redes 👇Un mujer en San Luis Río Colorado, Sonora le dio una lección a su sobrino, ya que el día lunes se le…

Posted by Orgasmo Visual" on Saturday, June 27, 2020

La pequeña se encontraba juntando algunas latas de aluminio para ayudar a su familia.

Luego de que la mujer vio el acto de su sobrino, lo castigó para que aprendiera a respetar a los demás, y a no hacer sentir mal o menospreciar a otras personas.

Ya veremos si valió la pena el castigo o si le ponen uno peor la próxima vez que intente burlarse de alguien.

Como era de esperarse, el castigo fue aplaudido por algunos usuarios de Facebook, quienes dijeron que lo tenía más que merecido.