Imagen ilustrativa. Foto especial:

La noche de ayer, una mujer dio a luz mientras viajaba junto a otros 92 inmigrantes, los cuales fueron interceptados por los guardacostas libios, quienes reportaron que seis de sus ocupantes murieron.

“Anoche una mujer dio a luz en una lancha de goma que estaba flotando en el Mediterráneo. Era una de los 93 inmigrantes interceptados y devueltos a Libia. Otros seis migrantes habrían muerto”, dijo un portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Por su parte la ONG SOS Mediterranée ha explicado que el buque de rescate ‘Ocean Viking’ buscó la embarcación de los migrantes durante doce horas tras recibir una llamada de auxilio. Sin embargo, esta ya había sido interceptada por la Guardia Costera libia con otro buque de rescate.

“El bebé nació en el mar y fue devuelto a una zona de guerra junto a otras 93 personas”, ha denunciado otra ONG, Alarm Phone, la cual señaló como responsables a los “aliados libios de Europa”.

“¡Europa, deja de matar la vida de negros en el mar!”, ha remachado. Los migrantes fueron puestos en libertad tras llegar a tierra.

La embarcación de el ‘Mare Lonio’ recibió el primer llamado de auxilio el pasado viernes a las 12:22 del mediodía, en donde se hablaba de 95 inmigrantes, incluidas 20 mujeres y 8 niños que habían zarpado desde Al Joms, en Libia y se encontraban a la deriva por daños en el motor.

Así mismo, habían solicitado el apoyo de Roma para evitar ser deportados de vuelta a libia, lugar del que intentaban escapar desesperadamente.

Luego de que el ‘Mare Lonio’ se ofreciera a llevar a los migrantes a un puerto seguro, la guardia costera libia, quien ya había detenido a los migrantes, se negó devolviendo a las personas al infierno de la guerra del cual provenían.