Imagen ilustrativa. Foto especial:

Un hombre fue grabado mientras sacaba a una pequeña de 2 años de un parque en Berlín, mientras su mama se encontraba distraída.

Esto ocurrió el pasado 18 de junio, pero fue reportado apenas la semana pasada por medios locales. Por fortuna, el supuesto secuestro fue impedido gracias a una testigo que pudo ver al tipo alejándose con la menor.

“Tuve una sensación clara: la niña y el hombre no coincidían”, relató Heike S. La mujer contó que siguió al sospechoso y luego pidió ayuda al propietario de un quiosco para detenerlo.

Una vez que el propietario, Zoran Z., logro alcanzar al hombre, le preguntó si la niña era su hija, cuando después de una larga pausa le dijo que no.

Sin embargo, una plática hizo entrar al sospechoso en razón y lo convenció de devolver a la niña.

El supuesto secuestrador, de quien su nombre no ha sido revelado, fue detenido, pero horas más tarde fue liberado.

Supuestamente, no se encontraron intenciones malignas ni sexuales tras el rapto y las autoridades creen que el hombre solo tiene una enfermedad mental. Sin embargo, la prensa local informó que se encontraba en estado de ebriedad.

Esto nos demuestra lo fácil que puede ser que nuestros hijos sean raptados, por lo que es importante no distraerse o dejarlos sin cuidado.