Acepta Emilio Lozoya extradición Foto especial

El titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, dijo que el ex director de Pemex, Emilio Lozoya, presentó ayer formalmente su solicitud en la que acepta la extradición requerida por la dependencia para ser entregado a las autoridades para establecer los hechos de Odebrecht. 

“Emilio Lozoya presentó ayer formalmente ante la sala penal de la audiencia nacional del reino de España su solicitud por escrito en la que acepta la extradición requerida por esta fiscalía general”, dijo en conferencia. 

El fiscal indicó que el ex funcionario manifestó su consentimiento “para ser entregado a las autoridades mexicanas, ofreciendo su colaboración para establecer y esclarecer los hechos que le han sido imputados”

Dio a conocer que, en junio de este año, el juzgado central de España determinó que la solicitud de extradición de Lozoya cumplía con todos los requisitos para llevarse a cabo. Y detalló que el ex director de Pemex será trasladado desde España hacia México en una aeronave con bandera mexicana “con objeto de cumplir con las condiciones de seguridad, salud y control”

“Una vez concluida esta etapa se iniciarán de inmediato las dirigencias procedentes para establecer las responsabilidades de todos los involucrados y los beneficiarios de los delitos, incluyendo personas de relevancia o grupos políticos que hayan participado”, agregó. 

Gertz Manero recordó que el 25 de enero de 2017, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) inició una investigación por delitos patrimoniales en el caso de la empresa Odebrecht, la cual no se concluyó en más de dos años y por lo que la FGR retomó el caso “para establecer con toda precisión los delitos cometidos y las posibles responsabilidades“. 

Reiteró que, durante 2019, Pemex denunció delitos por operaciones con recursos de procedencia ilícita en el caso de la empresa Agronitrogenados. 

Emilio Lozoya fue director de Pemex durante la gestión de Enrique Peña Nieto; el 12 de febrero fue detenido por la Policía Nacional de España, en Málaga, por su probable responsabilidad en los delitos de asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita por la venta de planta de Agro Nitrogenados y por los mismos ilícitos, además de cohecho, por supuestos sobornos que recibió de la constructora brasileña Odebrecht.

El 23 de marzo, el gobierno de México solicitó formalmente la extradición del ex funcionario, a quien la Audiencia Nacional española le negó la libertad ante un inminente “riesgo de fuga” basándose en un informe de la FGR.