PROVEEDORES DE EVENTOS SOCIALES DE COAHUILA

Proveedores de Eventos Sociales de Coahuila establecieron protocolos para evitar contagios al realizarse eventos con capacidad de 100 personas. Pamela Ayala

“Esperanzados”, es como se encontraban los empresarios integrantes de Proveedores de Eventos Sociales de Coahuila (PROVEC) al esperar respuesta favorable el pasado 15 de julio por parte del Subcomité Técnico Regional Covid-19 Sureste, pues definirían una fecha para la reactivación económica de este giro empresarial luego de no operar desde el pasado mes de marzo cuando se declaró al estado de Coahuila en contingencia sanitaria por el virus del Covid-19.

Hace menos de un mes, los integrantes de esta representación empresarial organizaron una marcha pacífica en la capital del estado, luego de haber sostenido una charla con los alcaldes de la región sureste donde les exponían una serie de protocolos y medidas de prevención a realizar, toda vez que se les diera luz verde para poder llevar a cabo eventos sociales.

Marcha pacífica por parte de integrantes y colaboradores de eventos sociales de Coahuila hacia la Presidencia Municipal de Saltillo.

Un par de semanas después, mediante una rueda de prensa, mostraron la nueva modalidad para realizar una fiesta, desde el acomodo de mesas y sillas con sana distancia, el uso de gel antibacterial en todo momento, toma de temperatura, cupo reducido al 50% de capacidad de los salones, pista de baile dividida y sin acercamiento con otras parejas, por mencionar algunas.

Al no tener respuesta el pasado 15 de julio como se esperaba, fue en la más reciente sesión del Subcomité Técnico de la región sureste celebrada el 21 de julio cuando en el primer punto de sus acuerdos establecieron lo siguiente:

  1. Se notificará a representantes y propietarios de salones de fiestas, así como a sus proveedores, que se trabaja en un protocolo para la reactivación de los salones de eventos sociales.

Sin embargo, esto no podrá implementarse de momento debido a que, en las recientes semanas, en la región ha habido un incremento en el número de contagios, así como en la ocupación hospitalaria.

Como muchos otros comercios, el de eventos sociales se ha visto afectado económicamente a más no poder, y es que a decir de empresarios que dedican su vida a este tipo de negocios, no les queda mucho tiempo para subsistir, algunos de ellos han vendido propiedades para poder solventar gastos del negocio, pagos a empleados y el sustento propio.