La orca que cargó 17 días con el cadaver de su cría porque no la quería abandonar, es madre de nuevo

La orca que cargó 17 días con el cadaver de su cría porque no la quería abandonar, es madre de nuevo Foto especial

En 2018 una orca se volvió tendencia en redes sociales, pupes nadaba durante 17 días con su cría, tristemente este animal se negaba a dejar hundir a su cría, quien llevaba varios días muerta.

Ahora ‘Tahlequah’ o ‘J35’, como fue identificada por los investigadores fue tendencia nuevamente, pues según  Whale Research Center informó que la primera semana de septiembre del años en curso la orca se convirtió en madre.

Las dos orcas fueron vistas nadando en el este del Estrecho de Juan de Fuca, entre el estado de Washington y la isla de Vancouver, junto con su manada. Los investigadores confirmaron que tanto Tahlequah como su nueva cría, llamada J57, lucen en perfectas condiciones de salud.

“¡Ella todavía era capaz de producir una cría viva después de una gestación de aproximadamente dieciocho meses! ¡Hurra!”, lamentablemente se dio a conocer que la fata de salmón “Chinook”, la cual es la fuente principal de alimento para esta especie se ha convertido en la razón de que las crían enfermes o mueran.

 En el comunicado se detalla que la cría pudo nacer el pasado 4 de septiembre. Los investigadores calcularon esta fecha luego de observar que su aleta dorsal estaba erguida cuando fue vista.

Se trata de un desarrollo que ocurre aproximadamente dos días después del nacimiento porque está plegada en el útero.

“Su nueva cría parecía sana y precoz, nadando vigorosamente junto a su madre en su segundo día de nadar libremente”.

Los investigadores creen que ‘Tahlequah’ nadó alrededor de 1.600 kilómetros de océano con el cuerpo de su cría muerta. Con el nacimiento de J57, Whale Research Center reportó que la población de orcas residentes en la zona noroeste del Pacífico de los Estados Unidos es de 73.

La orca pertenece a uno de los tres grupos conocidos de orcas puget que llevan en la lista de animales en peligro de extinción desde 2005.