Los diáconos no podrán celebrar la eucaristía, confesar ni otorgar el sacramento de reconciliación o la unción de los enfermos. FOTO ESPECIAL

El Obispo de Saltillo, Raúl Vera López, ordenó a 13 diáconos permanentes que ayudarán a la iglesia en labores como el bautismo, la bendición de matrimonios, la distribución de la eucaristía, así como la evangelización.

Vera López impuso las manos ordenando diácono permanente a Francisco Javier García Covarrubias, Jesús Armando Vázquez Saucedo, Jesús Romo Meza, Juan Domingo Vizcaya, Rafael del Bosque, Rodrigo Montelongo, Víctor Manuel, Fernando Escobedo Luna, José Ambrosio Flores Marines, Juan Rogelio García Martínez, Miguel Ángel de la Cerda, Octavio Carranza Flores y Roberto Guillermo del Campo.

Los diáconos no podrán celebrar la eucaristía, confesar ni otorgar el sacramento de reconciliación o la unción de los enfermos.