Feministas celebran

Quemaron una piñata de AMLO, exigieron justicia a la CNDH y aseguraron que "somos malas... podemos ser peores": feministas celebraron "antigrito" el día de ayer. Foto Especial.

‘Celebrando’ el día de la Independencia, grupos de activistas y feministas que continúan tomando el edificio de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) quemaron una piñata del presidente Andrés Manuel López Obrador fuera de las instalaciones de este organismo público.

Fue desde alrededor de las 5 de la tarde del pasado lunes 14 de septiembre que las simpatizantes de esta causa se reunieron en el edificio ubicado sobre la calle República de Cuba afuera del que realizaron una jornada cultural y mítines en los que aprovecharon para insultar a las autoridades por su falta de “justicia” hacia las víctimas de feminicidios, abuso sexual, acoso, secuestro entre muchos otros delitos más.

 “Somos malas… podemos ser peores, somos malas… podemos ser peores y al que no le guste… se jode, se jode, se jode”, gritaban las casi 100 asistentes.

Además de los colectivos de mujeres, en el “antigrito” también estuvieron presentes familiares de los desaparecidos en el estado de Guerrero quienes, valientemente, dieron el testimonio de sus casos y expusieron la nula respuesta que han recibido de parte de las autoridades federales.

faff7ea5-e168-4839-9b83-b874097db650.jpg
Actividades culturales también se presentaron en medio de la protesta. Foto Especial.

Te puede interesar: Feministas toman la CNDH del Estado de México y Michoacán: “ni una menos”, gritan las manifestantes

“Estamos hartas, cansadas de que el gobierno y las autoridades se burlen de nuestro dolor, tengo a mi padre desaparecido desde hace dos años, no entienden nuestro dolor”, dijo Flavia, del Colectivo de Búsqueda de Desaparecidos y asesinados de Guerrero. 

La CNDH afirmó, mediante un comunicado, que ha buscado acercamiento con las activistas que mantienen tomadas las instalaciones para iniciar, cuanto antes, un diálogo.

El lunes, Rosario Piedra dijo a diputados que sigue siendo una víctima, y que come arroz y frijoles, en respuesta al saqueo de las cocinas de la institución, donde se encontraron cortes finos.

El organismo añadió que ofreció emitir una recomendación para que no se criminalice a las activistas y se les otorgue un inmueble para realizar sus actividades en defensa de los derechos de las mujeres y contra la violencia de género.