Basílica de Guadalupe

Rector plantea a autoridades sanitarias que peregrinos pasen frente a imagen y se retiren, si la capital no pasa a rojo Foto Especial

Salvador Martínez Ávila, rector de la Basílica de Guadalupe, comparte que hasta ahora el templo mariano presentó un plan a las autoridades capitalinas, el cual consiste en que la Basílica permanezca abierta durante los festejos de diciembre para que los feligreses tengan la oportunidad de pasar frente a la imagen de la Virgen y luego retirarse; sin embargo, sólo será posible si el semáforo epidemiológico no está en rojo.

El rector del templo, aseguró que es momento de celebrar a la Virgen de manera prudente y que se presentó un plan a las autoridades capitalinas para que los creyentes tengan la oportunidad de pasar frente a la imagen y, posteriormente, se retiren.

“La cuestión es mantener en todo momento todas las normas que se prevén”, dijo. Llamó a la población a celebrar en sus casas, iglesias o barrios y acudir a la Basílica durante lo que resta de noviembre o, incluso, en enero.

El rector del templo afirmó que este año los católicos deberán celebrar a la Reina de América de manera inteligente y prudente, porque, de lo contrario, puede haber consecuencias en la salud de miles de mexicanos.