‘Nos ofrecieron el aborto 15 veces, no era opción para nosotros’; los testimonios de dos madres que escogieron tener a sus bebes con síndrome de Down

‘Nos ofrecieron el aborto 15 veces, no era opción para nosotros’; los testimonios de dos madres que escogieron tener a sus bebes con síndrome de Down Foto especial

En entrevista con varias madres de hijos con síndrome de Down, la BBC recogió las enternecedoras anécdotas de las mujeres que escogieron tener a sus pequeños a pesar de los señalamientos y sugerencias de los médicos.

Lorraine, madre del pequeño Jaxon, descrito como un pequeño comediante con un sentido del humor descarado, descubrió que su pequeño nacería con Síndrome de Dawn cuando estaba embarazada, luego de realizarse exámenes adicionales y un análisis de sangre como recomendaciones debido a su edad.

“En aquel entonces tenía 45 años, sabia que habría una mayor probabilidad, pero no me importaba”, dijo.

‘Nos ofrecieron el aborto 15 veces, no era opción para nosotros’; los testimonios de dos madres que escogieron tener a sus bebes con síndrome de Down

La ecografista le explicó que si el bebé mostraba marcadores de la afección, el siguiente paso sería una amniocentesis, una prueba que conlleva una pequeña posibilidad de aborto espontáneo.

“Le dije: “No estamos interesados”, en parte porque habíamos perdido un bebe el año anterior, pero su respuesta fue muy agresiva y dijo “las mujeres como tú me ponen mala. ¿Para qué te haces un examen si no vas a hacer algo al respecto?”, mientras estaba allí sentada con ella”.

Posteriormente, la pareja recibió una llamada que confirmaba que el bebe tenía 20% de probabilidad de tener síndrome de Down.

‘Nos ofrecieron el aborto 15 veces, no era opción para nosotros’; los testimonios de dos madres que escogieron tener a sus bebes con síndrome de Down

“Solo me daban apoyo si elegía la opción del aborto, que es lo que supusieron, pero cuando dije que quería quedarme con Jaxon perdieron el interés”.

A pesar de que Jaxon nació con este síndrome, sus hermanos lo adoraban y siempre se pelaban por ver quien cuidaba de él cuando fueran mayores. “Quiero que se case, trabaje y tenga un futuro normal”, dice.

“Sabemos que siempre necesitará apoyo, pero realmente creemos que llevará una vida plena. Es un showman, un verdadero animador y creemos que terminará en el escenario”.

Emma Mellor, otra madre de una niña con síndrome de Down, comentó que cuando tenía 24 años también le ofrecieron la opción de abortar a su bebe, sin embargo, ella y su esposo también declinaron las mutiles ofertas.

‘Nos ofrecieron el aborto 15 veces, no era opción para nosotros’; los testimonios de dos madres que escogieron tener a sus bebes con síndrome de Down

“Con toda honestidad, aunque dejamos muy claro que el aborto no era una opción para nosotros, nos lo ofrecieron 15 veces. Realmente nos presionaron y parecían querer que abortáramos”, dice.

Durante su examen, los médicos le dijeron que su hija nacería con una discapacidad debido a que tenía líquido en el cerebro.

“A partir de ese momento, nos recomendaron que abortáramos y nos dijeron que pensáramos en el efecto sobre nuestro hijo y su calidad de vida”.

En aquel entonces, su hijo también estaba en una lista de crujía por haber nacido con un agujero en el corazón.

Emma explica que no podían imaginarse acabar con la vida de su hija con una inyección en el corazón para evitar que latiera, el método de aborto que se recomienda después de 22 semanas de embarazo, al tiempo que esperaban para que un cirujano arreglara el de su hijo.

“Nos inspiró a tomar la decisión correcta. Decidimos seguir adelante y a esperar lo mejor”.

“A las 38 semanas, los médicos dejaron muy, muy, muy claro que si cambiaba de opinión en la mañana del parto les avisara, porque no era demasiado tarde”, cuenta.

“Me dijeron que hasta que mi bebé no empezara a descender por el canal de parto, aún podía abortar”.

‘Nos ofrecieron el aborto 15 veces, no era opción para nosotros’; los testimonios de dos madres que escogieron tener a sus bebes con síndrome de Down

Cinco años después, Jaimie es “la mejor amiga” de su hermano y asiste a una escuela normal, donde está por delante de algunos de sus compañeros en lectura.