Covid-19 generará “brotes” de depresión muy altos: especialistas

Covid-19 generará “brotes” de depresión muy altos: especialistas Foto Especial

La lucha contra el Covid-19 y con ello las crisis económica y sanitaria han crecer la curva de otra pandemia, la más silenciosa de todas: la de los trastornos de salud mental (depresión).

Pero, a pesar de que el Covid-19 está afectando a toda la población en general, se está cebando en concreto con sanitarios. Luego de que la primera ola de la pandemia ante el coronavirus desde los meses de marzo y abril se tuvo un repunte de un 28.1%.

TE PUEDE INTERESAR: Pudo más la depresión; paciente COVID se suicida en ‘Piso de la Esperanza’ del IMSS Monclova

Covid-19 generará “brotes” de depresión muy altos: especialistas
Covid-19 generará “brotes” de depresión muy altos: especialistas

En los sanitarios en todo el mundo han sufrido un repunte de pacientes y personas que han llegado a sufrir la silenciosa enfermedad, la depresión un 22,5%, trastorno de ansiedad; casi uno de cada cuatro, pánico; el 22,2%, estrés postraumático; y un poco más del 6%, abuso de sustancias.

De acuerdo a varios resultados de estudios que se realizaron n base de encuetas a especialistas han informado que puede haber un rebote de depresión a causa de las crisis que se está viviendo actualmente por el Covid-19 en todo el planeta.

Covid-19 generará “brotes” de depresión muy altos: especialistas
Covid-19 generará “brotes” de depresión muy altos: especialistas

El director del Programa d’Epidemiologia del IMIM-Hospital del Mar y codirector científico del CIBER en Epidemiologia i Salut Pública (CIBERESP), el autor principal del trabajo, Jordi Alonso certifica que “el trastorno más frecuente es la depresión mayor. La padecen un 28% de los sanitarios, cifra seis veces mayor que la de la población general antes de la pandemia”.

Riesgo alto

Según estas investigaciones, un 45,7% (casi la mitad) del colectivo presentó, después de la primera oleada, un riesgo alto por algún tipo de trastorno mental, es decir, necesitó de una evaluación profesional para confirmar la presencia de un trastorno mental. Además, un 3,5% presentó una ideación suicida activa (deseos de muerte y pensamientos persistentes de quererse matar), cifra que contrasta con entre el 0,7% y 0,9% estimado para la población general antes de la pandemia. Además, entre los sanitarios ha habido un 0,1% en los intentos de suicidio.