La Guardia Nacional duerme en pasillos del Capitolio previo al juicio político contra Trump

La Guardia Nacional duerme en pasillos del Capitolio previo al juicio político contra Trump Foto Especial

Esta mañana de este miércoles 13 de enero periodistas y legisladores se encontraron con un panorama distinto al acostumbrado: tropas de la Guardia Nacional se encontraban descansando en los pasillos dentro del Centro de Visitantes del Capitolio.

Mientras en otro lado, la Cámara de Representantes se prepara para votar un nuevo proceso de un juicio político contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, luego del ataque por parte de sus simpatizantes al Congreso de EE. UU en la semana pasada.

TE PUEDE INTERESAR: 15 mil elementos de la Guardia Nacional serán desplegados durante la ceremonia de investidura de Biden

La Guardia Nacional duerme en pasillos del Capitolio previo al juicio político contra Trump
La Guardia Nacional duerme en pasillos del Capitolio previo al juicio político contra Trump

Al menos diez mil soldados de la Guardia Nacional de Estados Unidos se van a desplegar en Washington hasta el domingo 17 de enero, con la posibilidad de que se agregan cinco mil elementos más, para proteger el área del Capitolio.

El ejército va a tratar de evitar una segunda oleada de disturbios potencialmente violentos un día antes de la posible votación del “impeachmente” contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.  

Guardia Nacional amanece en el Capitolio  

Las imágenes mostraron a las tropas durmiendo en los pasillos del Capitolio en las horas anteriores a que los demócratas comiencen a debatir el juicio político contra el mandatario, acusado de haber incitado a una multitud de sus partidarios a que se amotinaran en el Capitolio de Estados Unidos en un intento de impedir que el Congreso certificara la victoria electoral de Biden.

Los efectivos se movilizaron en un principio para brindar apoyo logístico a la policía de Washington.

El lunes, el general Daniel Hokanson, jefe de la oficina de la Guardia Nacional en el Pentágono, indicó que aún no habían sido autorizados a llevar armas. Autorizar a la Guardia Nacional a desplegarse armada y a realizar arrestos sería un “último recurso” si la situación de seguridad se saliera de control, dijo entonces Hokanson.