En un poblado de la India un leopardo persiguió a un perro callejero hasta un baño donde ambos quedaron atrapados durante 7 horas; lo que sucedió después sorprendió a los rescatistas.

Un hecho insólito ocurrió el pasado 3 de febrero en una aldea de Bilinele, en Karnataka, India, cuando un leopardo comenzó a perseguir a un perro en las calles a un perro callejero.

La persecución concluyó cuando ambos entraron a un baño y el dueño de la propiedad decidió cerrar la puerta para evitar que el leopardo hiriera a alguna persona. Aunque al principio se escucharon varios rugidos después comenzó un silencio total.

Personal de seguridad y autoridades llegaron al lugar y luego de siete horas introdujeron una cámara al cuarto para ver si el perro seguía vivo y analizar cómo proceder.

Para su sorpresa el leopardo se encontraba en una esquina y enfrente el perro, quien tenía las orejas abajo y la mirada hacia el piso.

En redes sociales estas imágenes se volvieron virales y los usuarios comenzaron a especular sobre por qué el leopardo no atacó al perro durante tantas horas de encierro. En Twitter uno de ellos sugirió que al no tener una ruta de escape el felino prefirió actuar de forma cautelosa.

“Supongo que los grandes felinos son reacios a atacar a sus presas en un espacio confinado por temor a lastimarse. Eso es lo que salvó al perro”.