'La mano que él perdió es la mano que Dios le dio a mi hermano para seguir viviendo'

'La mano que él perdió es la mano que Dios le dio a mi hermano para seguir viviendo' Foto especial

El competidor de un solo brazo Alberto ‘Wey’ Zapata, un joven piloto argentino, murió el pasado 4 de abril durante una competencia de motocross, luego de caer de su moto y ser arrollado por otros dos competidores.

El mismo día de su fallecimiento, los dos pulmones del joven fueron trasplantados a Ariel, un joven de 23 años, que desde hacía 13 permaneció en lista de espera.

TE PUEDE INTERESAR: Policías cargan a abuelita para que pueda a recibir vacuna

Aunque en Argentina está estrictamente prohibido recelar la identidad de los involucrados salvo que las personas lo declaren de manera pública, Bryan Gabriel, familiar de la persona que recibiría los órganos del joven señaló que “un guerrero había dejado sus pulmones para que otro guerrero, que luchaba por su vida”.

Según esta misma persona, a su primo los médicos no le dieron muchos años de vida cuando tenía 10 años, en ese entonces Ariel debió comprar una mochila de oxígeno. En ese entonces la vida para sus familiares fue muy dura, pero su primo no se dio por vencido y continuó impulsado por sus ganas de vivir y la fe de las personas que lo rodeaban.

“La mano que él perdió en el otro accidente es la mano que Dios le dio a mi primo para que siga viviendo”, dijo Gabriel.

En noviembre de 2020, Zapata sufrió un accidente automovilístico, tras lo cual los médicos debieron amputar su brazo izquierdo, sin embargo, esto no le impidió seguir viviendo con normalidad.

NRT México, Cobertura Total 360°