Pedro tenía dos días de haber entrado a trabajar a la mina en Múzquiz; así fue su funeral

Pedro Ramírez fue el primer minero en ser rescatado sin vida de la mina Micarán; su familia le dio el último adiós en Múzquiz, Coahuila. Foto Especial.

Luego de que fuera encontrado y se le velara propiamente, el ataúd de Pedro Ramírez, uno de los mineros que falleció en la tragedia de la mina Micarán, de Múzquiz, Coahuila, fue trasladado como se acostumbra en su ejido Rancherías.

Fue detrás de una carreta, la cual era jalada por un caballo, que el cuerpo sin vida del joven padre de familia daba su último paseo sobre las calles de su querido ‘ranchito’, siendo seguido por sus esposa y sus tres hijos, de 13, 11 y 4 años de edad.

Te puede interesar: En las próximas horas podrían sacar a los tres mineros en Múzquiz: Fiscal de Coahuila

Detrás de esta familia que ha quedado incompleta era que viajaba una carroza fúnebre, en la cual descansaba el cuerpo de Humberto Rodríguez, otro de los siete mineros que el pasado viernes 04 de junio quedaron atrapados tras inundarse la mina Micarán.

Ambos hombres fueron acompañados por familiares, amigos y la comunidad de Rancherías en general, pues eran muy queridos y reconocidos en el poblado, quienes les tuvieron que decir adiós más pronto de lo que hubieran imaginado.

Te puede interesar: No perdemos la fe aunque esperanzas son mínimas: familiares de mineros de Múzquiz

Antes de sepultarlos, todos los asistentes presenciaron una pelea de gallos en un ‘palenque’ que se improvisó en el panteón, en dónde los invitados de honor eran Humberto y Pedro.

De esta forma, siendo cada uno de ellos representados por sus gallos, fue que se despidió a estos dos hombres, que pasarán a la historia como unos héroes que, pese a lo riesgoso de trabajar en la mina, lo hacía con tal de sacar adelante a sus familias.

NRT México, Cobertura Total 360°