El Gobierno de México debería dejar de hacer pruebas rápidas de COVID-19 y hacer las de PCR de manera masiva, consideró este jueves Andreu Comas, profesor e investigador del Centro de Investigación en Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma de San Luis Potosi.

“Tenemos que dejar de hacer pruebas de antígeno (rápidas). Hoy por hoy la tasa de falsos negativos es enorme y están dando una falsa seguridad”, indicó en el Foro EF Meet Point Virtual ‘Tercera ola COVID ¿qué sigue? ¿qué hacemos?’.

Te puede interesar. https://noticiasnrt.com/2021/09/02/al-menos-18-muertos-en-noreste-de-eu-por-ida/

Comas apuntó que el Gobierno debería permitir realizar pruebas PCR masivas y con ellas hacer una vigilancia centinela.

Establecer un sistema de vigilancia, de muestreo, centinela alrededor de las escuelas. No el muestreo centinela para ver cómo va la epidemia nacional. No, un muestreo centinela a través de escuelas para (…) detectar focos asintomáticos que se puedan dar y hacer algo que nunca se ha hecho en nuestro país, que es cortar la cadena de transmisión”, puntualizó.

El experto también comentó que la pandemia de COVID no ha tenido control en el país debido a las políticas anticientíficas del Gobierno. Y la tercera ola es el mejor ejemplo, dijo.

“¿Por qué empezó esta tercera ola? Por el turismo internacional que entró sin ninguna prueba de PCR, México es uno de los pocos países que no lo piden”, indicó.

Sin la vacunación que se ha alcanzado hasta ahora, el impacto de esto habría sido más duro, consideró Comas.

NRT México, Cobertura Total 360°