Los padres de los bebés internados no pueden ingresar todavía con sus pequeños.

Los padres de los bebés internados no pueden ingresar todavía con sus pequeños. FOTO ESPECIAL.

Los dos bebés de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del Hospital General de Torreón que dieron positivo a COVID-19 evolucionan de manera satisfactoria, se encuentran asintomáticos y el personal médico confía en superar esta situación en unos días.

El director del nosocomio, José Luis Cortés Vargas, explicó que se detectó a tiempo esa situación para actuar y evitar que más niños se contagiaran. 

TE PUEDE INTERESAR: AMLO, todavía no se va y ya está viendo quién es su sucesor

“De hecho no está cerrada la UCIN, ya que las enfermeras y médicos atienden a los otros niños que se encuentran en esa área, en tanto que los dos bebés que dieron positivo permanecen aislados dentro de la misma Unidad y con todos los cuidados necesarios”, refirió.

Los padres de los bebés internados, añade, no pueden ingresar todavía a dicha área con sus pequeños como una medida de protección para los niños, que son más vulnerables y hay que protegerlos, pero la situación va evolucionando bien y se estableció la cuarentena y cerco sanitario para reforzar los cuidados.

TE PUEDE INTERESAR: Fue un ataque directo, tiene una bala en el cerebro: exigen protección para oficial de Coahuila

Cortés Vargas apuntó que todas las demás áreas del Hospital General se encuentran laborando de manera normal, toda vez que la UCIN es un área en la que no hay ningún tipo de contacto con las personas que llegan por otros servicios.

Como se informó en este medio, al detectar en ese hospital el brote de COVID en la UCIN, donde los 2 bebés, 5 personas de Enfermería y un médico dieron positivo, se actuó de inmediato para aislar al personal, así como a los bebés, para proteger al resto de los pequeños y por ahora no se están recibiendo más niños en dicha área. (Con información de El Siglo de Torreón). 

NRT México, Cobertura Total 360°