Se niegan a regresar a su país.

Se niegan a regresar a su país. FOTO ESPECIAL.

Tras ser deportados y repatriados al encontrarse en Ciudad Acuña, decenas e haitianos que no subieron a los camiones o aviones comenzaron a llegar a la capital de Coahuila y se instalaron en los cruceros viales para pedir dinero y comida a los automovilistas.

Como se recordará, alrededor de 15 mil migrantes llegaron a la Región Norte hace un par de semanas para cruzar desde Acuña hasta Del Río, Texas; sin embargo fueron contenidos por los agentes de migración de Estados Unidos y no lograron su objetivo de permanecer en tierras americanas.

Gobiernos estadounidenses y mexicanos a través de las dependencias de migración, principalmente, comenzaron a regresarlos hacia el sur de México para que volvieran a su país o bien, regularizaran su estancia aquí.

TE PUEDE INTERESAR: En terapia intensiva Claudia: drogadictos la apuñalaron 25 veces en Cuatro Ciénegas

Pero muchos de ellos lograron salir de Acuña y regresar hacia el centro y sureste de Coahuila, por lo que el número de haitianos que llegan a Saltillo ha comenzado a incrementarse.

Los indocumentados señalan que buscan oportunidad de quedarse en la capital, pues no tienen dinero y no quieren volver a su país, además de que desean establecerse.

“Hemos venido caminando, algunos choferes de tráileres nos han ayudado en darnos raid, pero una gran parte del recorrido también la hemos hecho caminando”, dieron a conocer.

TE PUEDE INTERESAR: Hombre abusó de su hijastra de 6 años en Coahuila: menor vivió un infierno en su hogar

Aunado a lo anterior, hay más haitianos que se quedaron en Saltillo cuando apenas se dirigían a la frontera luego de darse cuenta de la situación que vivieron sus compatriotas, principalmente por el trato de las autoridades americanas también por el impedimento de los medios de transporte que tienen prohibido trasladarlos, como camiones de pasajeros y taxis.

En varios puntos de Saltillo y Ramos Arizpe se encuentran los haitianos pidiendo apoyo en los cruceros para poder comprar comida, mientras analizan pedir refugio en Coahuila y regresar a otros estados de la República Mexicana.