Lizbeth vivió infierno en Frontera: Su pareja la amarró y golpeó para que no escapara

Lizbeth vivió infierno en Frontera: Su pareja la amarró y golpeó para que no escapara Foto Especial.

Alrededor de las 21:30 horas del pasado lunes 28 de septiembre que una joven huyó de su casa, donde permanecía cautiva y arribó a una miscelánea ubicada en la calle Francisco I. Madero, para pedir auxilio; los dueños el lugar llamaron a los servicios de emergencia, quienes llegaron momentos después, lamentablemente no pudieron detener al presunto secuestrador.

Según lo narrado por la joven, identificada como Lizbeth, de apenas 18 años de edad, su pareja sentimental la mantuvo cautiva dentro de su domicilio, ubicado en la colonia las Américas, durante días, sin embargo, fue hasta la mañana de el martes que la joven le prometió que no diría nada sobre el secuestro y que dejaría de llorar, que éste accedió a desamarrarla.

TE PUEDE INTERESAR: Hombre resultó gravemente herido al vagar por las calles de Frontera: Desconocidos lo atacaron

Horas más tarde, ya durante la noche, el hombre, identificado como Roberto, volvió a ponerse violento con ella después de que la afectada le pidiera que la dejara ir; Roberto reaccionó violentamente al pedido y agredió a Lizbeth; la golpeó brutalmente en la cara, cabeza, cuerpo y en las piernas; mientras la insultaba, afortunadamente, Lizbeth pudo salir de la casa, pese al dolor de las heridas físicas, y llegó a una miscelánea, donde pidió ayuda.

Al ver el estado de la joven y las múltiples heridas que presentaba, los dueños del negocio llamaron a las autoridades y explicaron la situación; al lugar arribaron paramédicos del Cuerpo de Bomberos y elementos de Seguridad Pública, Lizbeth fue revisada y trasladada al Hospital Amparo Pape debido a la gravedad de sus heridas.

Lamentablemente Roberto no pudo ser detenido por las autoridades pues huyó del lugar antes de que éstas llegaran, vecinos de la calle señalaron que el hombre escapó a la casa de su madre, en la calle Presidente Carranza, pero tampoco pudieron atraparlo.