Con una lesión en la mano, pintura en los ojos y manchas de aerosol en su uniforme, es como Mayra Castillo, efectivo del agrupamiento Ateneas, llegó a casa después de participar en el operativo de la marcha del Día Acción Global por el Aborto en la Ciudad de México, donde ella y 27 de sus compañeras resultaron lesionadas.

Mayra cuenta con 31 años de edad y todas las noches la recibe su familia, esperando que nada grave le haya pasado debido a su profesión; sin embargo, esta vez no sería así, pues durante la marcha convocada por algunos colectivos feministas fue atacada con pintura negra en los ojos, lo que provocó una seria irritación, además de una lesión en la mano debido a que fue golpeada con un martillo.

De acuerdo con declaraciones de la misma mujer, fue auxiliada por paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas, quienes le dieron a conocer que tras las lesiones que sufrió no necesitaría atención en un hospital. Relató que una vez que la pintura cayó en sus ojos, sintió un ardor insoportable, sumado al dolor de su mano, la cual fue golpeada con un martillo.

La policía dijo sentir confundida ya que detrás del uniforme también hay una mujer y “no está nada bien que otra mujer te agreda”, pues ella al igual que otras de sus compañeras apoyan las peticiones feministas.

Tras finalizar la marcha en pro del aborto, el Zócalo de la Ciudad de México quedó vacío y como testimonio de la multitud de mujeres que se congregó, solo quedaron las pintas en las vallas y las elementos descansando esperando poder ir casa con su familia.

Reportera digital: Claudia Flores