Mujer le prendió fuego a su hija de 4 años; intentó un remedio casero para quitarle los piojos

Mujer le prendió fuego a su hija de 4 años; intentó un remedio casero para quitarle los piojos Foto Especial.

Charity Sutte, de 21 años de edad, se convirtió en una inspiración para miles de personas después de compartir la historia de como obtuvo quemaduras en el 60% de su cuerpo después de que su madre intentara con un remedio casero para quitarle los piojos cuando tenía apenas 4 años de edad; después de años de injertos de piel, reconstrucción facial e incluso un coma, la joven puede vivir una vida normal.

La joven relató que cuando tenía 4 años, después de intentar con costosos tratamientos para quitar los piojos y algunos remedios caseros, su madre decidió poner fin al problema de los piojos, usando gasolina de la cortadora de césped; sin embargo, nunca imaginó lo peligroso que era eso ni las consecuencias que podría tener.

TE PUEDE INTERESAR: Confirman cuatro muertos y múltiples heridos tras tiroteo en secundaria de Texas

“No podíamos permitirnos seguir gastando en tratamientos costosos que no estaban funcionando y ella no sabía que hacer”, después de rociarle gasolina por todo el cuero cabelludo, la mujer decidió acercar un cerrillo encendido a la cabeza de su hija; lamentablemente una colilla cayó en su cabeza, comenzando así con el fuego.

“Me prendí en llamas como una hoguera. Recuerdo a mi mamá gritando pero, extrañamente, no recuerdo el olor ya que casi todo mi cuerpo se incendió. Creo que fue tan traumático que lo guardé en mi memoria en alguna parte. Tenía quemaduras en toda la cara, el cuello, el brazo izquierdo, parte de la pierna izquierda y en la espalda. Los médicos dijeron que tenía quemaduras de tercer grado en más del 60% del cuerpo”.

Charity estuvo en el hospital durante varios meses y al salir fue trasladada al domicilio de su padre, quien obtuvo la patria potestad, pese a que, tras el accidente y las consecuencias del mismo, tardó en adaptarse a sus heridas, terminó aceptándolas y viviendo con ellas.

“Parte de mi recuperación fue finalmente aceptar que, aunque tengo cicatrices, lo que está dentro es lo que cuenta. Sabía que encontraría a alguien que también creyera en eso”.

Redactora Digital: Nayely Mederes