Aseguran que es un golpe a las finanzas de los consumidores.

Aseguran que es un golpe a las finanzas de los consumidores FOTO ESPECIAL.

La reforma Energética afectará el estado de derecho del Medio Ambiente y las Finanzas Públicas y Privadas, así lo considera la Unión de Organismos Empresariales Coahuila Sureste, por ello es que rechazan la iniciativa que envió el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador a la Cámara de Diputados.

“La contrarreforma golpeará a las finanzas de los consumidores de electricidad y con esto a todas las familias mexicanas, con este diagnóstico equivocado se pone en riesgo la viabilidad de la nación y ahuyentará las inversiones impidiendo la reactivación económica”, manifestaron.

La organización de la iniciativa privada considera que la Reforma Energética de AMLO Implica gastos de penalización para México, recursos con los que no cuenta el Gobierno Federal, y se afecta la sustentabilidad, la inversión, la certeza jurídica y la competitividad.

TE PUEDE INTERESAR: Golpe al narco: Cae El Panther, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima; era sucesor de ‘El Marro’

“Bajo estos organismos rechazamos la cancelación de permisos de forma retroactiva, pues la inversión privada en esta materia ha sido determinante para mantener el abasto de energía eléctrica. Estamos convencidos que solo a través de la libre competencia y la mayor oferta se terminará con el desabasto, tarifas caras y apagones”, señalaron.

Cabe señalar que la Reforma ha provocado opiniones en contra también de diversas organizaciones, una de ellas es la ambientalista Greenpeace que señaló  que la propuesta de reforma eléctrica del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, abre la posibilidad de regresar al monopolio estatal en el sector, lo que calificó como un “grave error y un retroceso”.

TE PUEDE INTERESAR: “Abandona” Bienestar a los de 30 a 39 años; siguen si vacuna contra el COVID en Saltillo

Tras un análisis de la iniciativa, llevado a cabo por el especialista en energía y cambio climático de Greenpeace México, Pablo Ramírez, la organización criticó, mediante un comunicado, el hecho de que corresponda “exclusivamente a la Nación el área estratégica de la electricidad”.

Esto implica, indica Greenpeace, generar, conducir, transformar, distribuir y abastecer la energía eléctrica, lo cual cancela definitivamente la posibilidad de desarrollar proyectos de generación comunitaria.