En caravana caminaron a lo largo de la carretera 57, son un grupo de poco más de 60 hombres y mujeres con niños que ingresaron a la ciudad rumbo a la centra de autobuses en la avenida Madero.

Ciudadanos mexicanos que fueron deportados de Estados Unidos por Piedras Negras, abarrotaron la central de autobuses de Sabinas, el nutrido grupo que el pasado jueves 7 de octubre, fue deportado por uno de los puentes internacionales en Piedras Negras, caminaron hasta llegar a la central de autobuses para obtener un boleto a los estados de San Luis Potosí, Guanajuato, Oaxaca y otros puntos.


Julio Osvaldo Torres, es uno de ellos, buscar regresar a su casa en el poblado de Mezquitic San Luis Potosí de donde salió para reunirse con familiares en Estados Unidos, pero al ingresar de ilegal, la Patrulla Fronteriza lo detuvo en un retén carretero cerca de Eagle Pass y lo deportaron a México.

En la compra de un boleto en la central camionera


“Aquí se hace familia, se conoce nuevas personas, es bonito dentro de lo que cabe” explica Julio, mientras hace antesala para esperar el autobús que lo llevará a su destino, en San Luis Potosí a donde regresa con los ánimos caídos por no poder lograr el sueño americano para comprar una casa y una mejor calidad de vida.


Finalmente explicó que en su corto trayecto de Piedras Negras a Sabinas, al ver las autoridades que viajan en grupos de entre 30 y 50 personas los abordan, los revisan y les piden documentos, incluso al ver que son mexicanos los dejan seguir su camino, aunque temerosos hablan poco y solo comentan que en el norte es dificil, por eso buscan regresar a sus lugares de origen.