Servando Escobedo Campos Hijo del primer cartero de la Villa de Agujita, José Escobedo Sosa

El 12 de noviembre se celebra el día del cartero, uno de los oficios que más cambios ha tenido con el paso del tiempo.

Los avances tecnológicos y los cambios en la forma de comunicarse han hecho casi obsoletas las cartas, el cual era el medio de comunicación tradicional para expresar amor o reencontrar a personas con sus seres queridos mediante textos.

Cuenta la historia que a principios del siglo XIX en pleno apogeo de la revolución mexicana a un tren transportaba oro y se volcó; también llevaba correspondencia militar, y la persona encargada de llevarla prefirió trasladarla hasta su destino que tomar el oro y huir.

El presidente Pascual Ortiz Rubio dijo en su tiempo que por ese motivo la revolución tenía una deuda con los carteros, motivo por el cual se decidió instituir el Día del Cartero, el cual se ha celebrado en México cada 12 de noviembre desde el año 1931.

Para conmemorar este día, en las oficinas postales en Sabinas se llevó a cabo un evento para homenajear a los carteros, contando con la presencia de autoridades municipales y de Servando Escobedo Campos, hijo del primer cartero de la Villa de Agujita José Escobedo Sosa.

“Me siento orgulloso de llevar su apellido y que sea recordado a través de los años, mi padre fue el primer cartero de la Villa de Agujita allá por los años cincuentas” dijo.

El día del cartero busca hacer un reconocimiento a la obra social de aquellas personas que son encargadas de llevar los mensajes esperados por los ciudadanos, muchas ocasiones sin importar las circunstancias o el ambiente.

“Lloviera, hiciera frio o mucha calor mi padre cumplía con su deber de llevar la correspondencia a su destino” finalizo.