Teme que la maten a golpes: Kassandra denunció agresiones de su ex pero autoridades no han hecho nada

Teme que la maten a golpes: Kassandra denunció agresiones de su ex pero autoridades no han hecho nada Foto Especial.

Una mujer de 23 años de edad fue agredida física y verbalmente la noche del pasado viernes 12 de noviembre por su ex pareja sentimental mientras se encontraba en las calles de San Buenaventura; tras golpearla brutalmente y dejarla malherida, el hombre se dio a la fuga, escondiéndose en casa de su madre.

Kassandra Elizabeth Rodríguez, madre de 3 pequeños de 7, 6 y 4 años de edad, denunció hace 8 meses a su ex pareja sentimental, Arnoldo Coronado Rodríguez, de 37 años, con quien inició una relación desde que era bastante joven; pese a la denuncia que presentó, las autoridades no han hecho nada para resolver su caso, por lo que Arnoldo se ha sentido con la libertad de agredirla.

TE PUEDE INTERESAR: Buscan a Melissa en Coahuila: Reveló que su pareja la maltrataba antes de desaparecer

Según narró Kassandra, fue el viernes que, al encontrarse en el municipio antes mencionado, Arnoldo decidió dar una brutal golpiza a Kassandra, pues ella no quiere reanudar su relación; Coronado le dejó marcas en el cuerpo, sin embargo, ni esto ha servido para que se tome en serio su denuncia; teme formar parte de las estadísticas de feminicidios.

“Las primeras veces que me golpeaba me daba cachetadas, yo aguantaba por mis hijos y por qué la diferencia de edad es mucha y pensé que eso era normal, pero las agresiones fueron subiendo de tono e incluso lo hacía delante de su familia, en una ocasión me golpeó delante de su prima y su hermana, ellas trataron de ayudarme, pero les gritó, mientras que a mi hermano menor lo golpeó con unos zapatos de seguridad”.

Aunque denunció lo vivido durante años hace algunos meses en el Centro de Justicia y Empoderamiento para la mujer, esto no sirvió de mucho, pues Arnoldo sigue acosándola y golpeándola.

“Él no se va a detener, yo quiero que lo metan a la cárcel, ya denuncié y nunca me llamaron para que se llevara a cabo el juicio, viene con mi familia al empoderamiento donde me preguntaron qué es lo que pido para mis hijos y yo les digo que no quiero nada, solo que lo encierren para que me deje en paz, no quiero ser una estadística más de mujeres que mueren a manos de sus parejas”.