Manolo Jiménez Salinas

Lo mejor es cambiar para bien la vida de la gente: Manolo Foto Especial

Acompañado por su esposa Paola Rodríguez y el Secretario de Salud, Roberto Bernal, el alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez Salinas, dio inicio a la Jornada de aplicación de Toxina Botulínuca en la Unidad Básica de Rehabilitación de la colonia Bellavista, donde además inauguró la ampliación y remodelación de las instalaciones. El alcalde agradeció a la señora Marcela Gorgón y al gobernador Miguel Riquelme, así como al secretario Roberto Bernal, quienes han sido grandes aliados de Saltillo. 

“Tenemos una gran presidenta del DIF Coahuila, sumamente sensible, sencilla y solidaria, gracias por todo el apoyo que nos ha dado, de aquí para allá gratitud y reciprocidad siempre con ella y con nuestro amigo el gobernador Miguel Riquelme que ha sido aliado en muchos temas de nuestro gobierno”, mencionó. 

Asimismo, señaló que los proyectos del eje Saltillo Incluyente son los más satisfactorios, porque todo lo que se hace, planea y trabaja se resume en una frase: “calidad de vida para nuestra gente. Si bien hacemos muchas cosas en las colonias como alumbrado y obras, no hay nada mejor en la calidad de vida de la gente que proyectos como estos”. El secretario de Salud en Coahuila, Roberto Bernal Gómez, hizo un reconocimiento al alcalde Manolo Jiménez por el trabajo que ha realizado en temas de salud y reiteró a los beneficiarios el compromiso del gobernador y del alcalde para aplicar a los pacientes cada seis meses las dosis de Toxina Botulínuca. 

Manolo Jiménez Salinas

Como parte del programa Cambiando Vidas de la Secretaría de Salud se llevó a cabo en Saltillo la Jornada de aplicación de Toxina Botulínuca para beneficiar a pacientes con espasmos musculares, que son provocados por diferentes afecciones como parálisis cerebral (casos infantiles) y secuelas de derrames cerebrales (como en los adultos). 

Esta Toxina, que se aplicará a 100 pacientes, ayuda a relajar los músculos atrofiados, de tal manera que provoca un descanso de la extremidad en donde se aplica. Es de última generación y se espera que una vez aplicada, pueda ser de beneficio para el paciente por alrededor de cuatro meses, tiempo en el que estará trabajando con los rehabilitadores de la Unidad, quienes podrán realizar los masajes y movimientos con mayor facilidad.