36.1 C
Monclova
mar 07, 22

“Un hijo duele en el alma” al pequeño Eddy le diagnosticaron un soplo en el corazón

El pequeño Eddy de 2 años de edad lucha contra un soplo en su corazón detectado después de una cirugía de apéndice de la que aún se recupera.

Un pequeño agujero en la parte inferior del corazón está provocando que este se inflame, todo esto ante la impotencia de sus padres del no saber qué hacer, pues las hospitalizaciones son contantes.

 “Mi hijo tiene un pequeño agujero en el corazón en la parte de abajo  y esto esta haciendo que el corazón bombea menos de un lado y se le esta inflamando el corazón solo de un lado, el costo que nos dan es de 2 millones, y sabemos que es probable que la operación nos la hagan en el IMSS, pero por las hospitalizaciones no hemos podido cumplir en los trabajos. Y o me pongo a trabajar o a ponerle atención a mi niño.

También por medio del presente, si alguien  sabe de un trabajo donde me puedan dar seguro, se los agradecería mucho.”

Pero el valor del pequeño Eddy es inquebrantable a pesar de todo constantemente les demuestra a sus padres la ganas de vivir que tiene.

En el Hospital Amparo pape donde está internado es un valiente y así lo reconocen los médicos, pero cuando regresa a sus casa, aunque sea pos poco tiempo aprovecha cada pequeños instante para vivir y divertirse.

Él es muy alegre, de hecho le encanta la danza y el tambor, antes de ser hospitalizado el estaba tocado la danza, ahí es donde me entra la tristeza, porque él tiene muchas ganas de vivir.

Nosotros con la noticia de soplo estamos devastados, pero yo no quito el dedo del renglón, de que Dios me lo va a sanar. Y si sale, e intenta hacer los que hace normalmente, él ya quiere andar montado en su caballito pero pues no puede, pero cada que entra al seguro es para estar así y sin nosotros.

Pero si algo logra hacer que un padre soporte el dolor de ver a su hijo sufrir de esta amanera es la fe, el creer que a pesar de las adversidades todo va a estar bien y que su lucha tendrá su recompensa.

Un hijo duele en el alma como no tiene una idea, duele bastante. Yo tengo mi devoción a al Virgen de Guadalupe y tengo mucha fe en ellos y sé que no me lo van a  dejar, mi hijo agarra el cuadro de San Judas y le dice “tú me vas a curar mi corazoncito”, y le dice “te voy a dar comida para que este fuerte y me cures”. Pue como crees que me hace sentir eso el verlo con las ganas que tiene.

Esta historia llegó a nosotros gracias a la intervención de la asociación Soplando Vidas de la señora Alma Pérez.

Un hijo es el motivo por el cual los padres luchan muchas veces más allá de sus propias fuerzas, las horas de desvelo parecen insignificantes cuando lo que se busca es el bienestar de un hijo, el pequeño Eddy les demuestra a sus padres todos los días que todos sus sacrificios valen la pena.

“Un hijo duele en el alma”; al pequeño Eddy se le diagnosticó un soplo en el corazón.

NOTAS RELACIONADAS

LO MÁS RECIENTE