13.9 C
Monclova
dom 12, 22

Paramédica atendió a su hija tras accidente: No la reconoció

Una joven pasó sus últimos momentos de vida junto a su madre después de que sufriera un accidente automovilístico que la dejó ‘irreconocible’; mientras era rescatada de entre los fierros retorcidos del vehículo, su madre, quien es paramédica, intentó mantenerla despierta para que pudiera salvarse, sin saber que se trataba de su hija.

El pasado martes 22 de noviembre, Jayme Erickson relató el terrible momento que pasó junto a su hija después de que atendiera una llamada de emergencia sobre un accidente vial. Pese a que estuvo junto a la joven durante varios minutos, no se percató de que era su hija.

TE PUEDE INTERESAR: ‘Por ser exigente’: Alumnos intentaron matar a su maestra

Erickson mencionó que al arribar al lugar del accidente, ocurrido el 15 de noviembre, estuvo varios minutos junto a una joven que estaba atrapada en la parte trasera del vehículo mientras rescatistas la sacaban, intentando mantenerla despierta para que pudiera despedirse de sus familiares.

Fue hasta que llegó a casa que las autoridades se presentaron en su hogar y le revelaron que su hija había fallecido al ser atendida en un hospital por las lesiones que sufrió en un accidente automovilístico: Un camión chocó de frente el vehículo en el que viajaba.

TE PUEDE INTERESAR: Nacen gemelos concebidos hace 30 años: Congelaron sus embriones

“Era una luchadora y luchó hasta el día que murió y era hermosa. Era tan hermosa. Si alguna vez se esforzaba en algo, lo lograba”, mencionó la madre de familia.

Uno de sus compañeros, quien estuvo presente mientras Jayme atendía a la joven, reveló que pese a que sabía que sus lesiones eran demasiado graves, en ningún momento dejó de intentar ayudarla.

“En el camino de regreso expresó su dolor y frustración, sabiendo que después una familia perdería una hija, hermana y nieta. Poco tiempo después de llegar a casa, tocaron en la puerta, era la policía. Al entrar al cuerpo, para su horror, se enteró de que la joven con quien se sentó en la parte trasera del vehículo para mantenerla viva para que la familia pudiera despedirse, y quien debido a la gravedad de sus lesiones era irreconocible, era su hija. Sin saberlo, mantenía viva a su propia hija”.

Los hechos ocurrieron en Canadá.

NOTAS RELACIONADAS

LO MÁS RECIENTE