Moody´s realizó un análisis en el cual se ve afectada no sólo una calificación, sino también la situación económica de México y Pemex.

El pasado viernes 17 de abril de 2020, Moody´s, la agencia internacional de calificación de crédito, culpable de analizar las entidades comerciales y gubernamentales, así como la cantidad de deuda de un país, ha bajado la nota soberana de México y la de Pemex, ante el impacto de la pandemia por Covid-19 que a su vez genero la caída en los precios del petróleo.

Alonso Cervera, economista en jefe para Latinoamérica de Credit Suisse, indico que estas acciones calificativas obligaran a inversionistas a modificar sus portafolios a través de las ventas de sus bonos de Pemex en las próximas semanas.

A su vez, Alberto Ramos, economista en jefe para Goldman Sachs, dijo en entrevista, que la situación ya se veía venir, ya que la economía local en el país ha estado en constante des aceleración desde hace más de un año. A esto también añade que las actuales acciones del gobierno solo han aumentado la incertidumbre en el ámbito empresarial de los negocios.

Pese a que Pemex tiene poco más de 100 millones de dólares en bonos, estos podrían ser vendidos por el grado de inversión que tiene la misma empresa al no contar con bonos en su portafolio.

¨El Presidente Andres Manuel López Obrador ha dicho que no prevén adquirir nuevas deudas, pero la re financiación de deuda, estará muy limitada¨, indicó Adrian Calcaneo de la constructora IHS Markit.

Según Pablo Zárate, managing director de FTI Consulting, cualquier nuevo esfuerzo de re financiamiento, va a requerir el pago de un ¨premio¨ al inversionista por el riesgo que este estará aceptando. Lo que indica que la empresa Pemex, pasaría a ser más ineficiente.

Debido a la caída en la calificación de México y Pemex, se refleja un mayor grado de riesgo para los inversionistas que tienen acciones en bonos de gobierno y de la petrolera.

Con información de El Financiero.